Cuando el Complot pesa más que la Realidad

El día de hoy, las autoridades aeronáuticas y la PGR de México, dieron a conocer el sitio donde se hizo la recolección y “reensamblaje” de los restos del Learjet accidentado el pasado mes de octubre en Las Lomas.

En aquel tiempo, publicamos un artículo sobre el buen manejo que esa crisis había tenido.

Escribimos también, para nuestro círculo de amigos un apunte sobre los comentarios que manejaba en ese momento la gente y que hoy vale la pena pegar aquí, dado el “resurgimiento” -hoy- de las teorías del complot:

Avión PGR

Foto: Julio Candelaria / Reforma

Desde que se originó el avionazo, han surgido miles de “teorías” sobre el origen de éste. No es de extrañarse el enorme número de expertos que surgen en un país donde existen 100 millones de expertos en futbol que seguramente sabrían como dirigir a la Selección Nacional y hacerla campeona del mundo… 

El ser humano es por naturaleza amante de la teoría del complot. Según Julio Patán en su libro “Conspiraciones”, el ser humano se niega a que las cosas sucedan al azar. No obstante que muchos de los sucesos en el universo se dan por una colección de eventos caóticos, el hombre necesita saber que hay un CONTROL. Que existe un PODER SUPERIOR que nos maneja y gobierna a su antojo. 

El avionazo de las Lomas fue un accidente -muy probablemente- debido a “Impericia” (que no es lo mismo que NEGLIGENCIA) de los pilotos; más del piloto que del copiloto… lo malo de esa conclusión es que es ABURRIDA

Carece de “plot”, carece de emoción, carece de villanos, carece de super-poderes hegemónicos, carece de malicia.

Lo peor de todo es que esta conclusión es VULGAR. Es desabrida. Nos recuerda que un piloto en México puede volar un aparato del cual se ostentó como experto sin ser experto. Nos recuerda que se gana una licitación ofreciendo el precio más bajo y no el mejor servicio (quienes hayan intentado hacer negocios con el gobierno lo saben). Nos recuerda que alguien de la misma SCT entrega certificaciones sin verificar todo. Nos revela que en México, hay aviones ultramodernos que sin embargo vuelan con la grabadora de datos saturada e inoperante, circa: 2006.

Para los amantes de la teoría del complot debe ser un día atroz. Toda una trama de novela derrumbada por la más elemental estupidez y naturaleza humana. ¿Corrupción? Tal vez. ¿No sería algo NORMAL en México? ¿Negligencia (ahora sí) de las autoridades y del proveedor? ¿Por qué no? Sucede diario… Éstas son las más recientes consecuencias.

Y seguirán las teorías. Una encuesta de la misma SCT en su sitio web, dice que el 49% de la gente siente que falta información. ¿Por qué? Por que la que está disponible (MUCHA) es aburrida. 

En la página de YouTube de la SCT solamente se había visto (en esa fecha) el video del avión cayendo (desde el helipuerto de la torre Omega) 4,593 veces… no más. Los de las visitas al sitio de impacto, con meticulosa explicación in situ… no más de 221 veces (el 1er video).

Evidentemente la gente no quiere ver datos que muestren a un piloto inexperto, acercándose al “wake turbulence” del 767 de Mexicana. Un copiloto tratando (¿heroicamente?) de nivelar el aparato. Un par de seres humanos mentando madres y diciendo: “Diosito…” ante la inminencia de su -lógica- muerte.

La realidad es eso: aburrida
This entry was posted in Opinión and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply