Influenza A(H1N1): Antivirales y antibióticos se venden sin control.

México enfrenta la segunda oleada de la epidemia de Influenza A H1N1 que seguramente atacará con mayor fuerza en este invierno. Ante este escenario, México no cuenta con ningún mecanismo de control que impida la venta de antibióticos y antivirales sin receta.

·

Han pasado cerca de siete meses desde el primer brote registrado de la influenza (ahora llamada) A (H1N1) en México.

Este nuevo virus de influenza (y sus cepas subsecuentes) tomó desprevenidos a los científicos en México y en todo el mundo. De manera muy rápida, se comenzaron a detectar y registrar casos que llevaron de manera súbita a una inusual mortalidad que en un principio sólo se daba en mexicanos, como en ese tiempo escribimos AQUÍ.

Conforma se fueron desarrollando las cosas, las causas de tan singular mortalidad fueron quedando claras: Los pacientes no acudían a tiempo a las unidades especializadas; llegaban con muchas complicaciones y era necesarias mayores medidas de apoyo que en ocasiones fueron insuficientes, costándoles la vida.

Las causas de la mortalidad, al final, provenían de una mala atención primaria como fue confirmado por las autoridades sanitarias AQUÍ.

En resumen, esa mala atención primaria se debía a [varios pero sobre todo] tres factores principales.

  1. Un mal diagnóstico y tratamiento hecho por médicos generales inexpertos o negligentes. (Lo trataremos en otro artículo).
  2. Una actitud cultural que desdeña los tratamientos formales y recurre a consejos de vecinos o familiares.
  3. Un mal manejo de antibióticos acrecentado por una dispensación indebida de estos.

Como podemos ver, tanto los puntos 1 y 2 pueden estar relacionados con el 3, que es el que nos atañe en este artículo.

·

Cuando el control nunca ha existido.

Los antibióticos en México pertenecen a la llamada Fracción IV, del artículo 226 de la Ley General de Salud de México. Esto significa que todos los antibióticos deben ser vendidos con una receta médica, lo cual en la práctica, nunca se ha dado.

Una persona común, puede ir a cualquier farmacia y pedir que se le venda cualquier antibiótico y el dependiente lo surtirá sin ningún miramiento ni problema. El uso indiscriminado y sin control médico de antibióticos genera:

  1. Resistencias bacterianas.
  2. Un mal tratamiento a un problema como al Influenza H1N1 que requería de un antiviral.

El hecho de que en México no exista un control a la dispensación de medicamentos de Fracción IV (incluidos los antibióticos), es un sin sentido que ya hemos analizado desde hace cerca de tres años AQUÍ. Nada ha pasado.

En el mes de Junio, el problema fue tratado públicamente tanto en la revista NEXOS, como en W Radio; en este último foro, el presidente de ANAFARMEX, Pascual Feria, no fue capaz de hilar una explicación lógica al hecho de dispensar medicamentos de Fracción IV de forma ilegal. Puede escuchar la accidentada entrevista AQUÍ.

En este caótico escenario, se encuentran los antivirales disponibles para el manejo de la H1N1 como Tamiflu® y Relenza®.

·

Sólo en México: Reglamentar lo ya reglamentado… y mal.

TamifluDesde el inicio del problema en abril, fue evidente la urgencia de la Secretaría de Salud por vigilar y mantener bajo control la venta de los antivirales mencionados. De manera tácita se aceptaba el enorme descontrol que siempre ha existido para la dispensación en la Fracción IV ( a la que ambos productos pertenecen) y por ello se dijo desde un principio algo que sonaba -para quien lo sabe- a Perogrullo: Tamiflu® en un inicio y luego Relenza® serían vendidos sólo con receta por indicación del Secretario de Salud.

¿Cómo? Se ordenaba que se vendiera sólo con receta, un medicamento que fue registrado y autorizado para venderse siempre… sólo con receta.

Y ¿como podrían garantizar que esto se cumpliera si nunca lo habían logrado con los antibióticos?

La solución fue fácil; o por lo menos eso parecía.

Las dos sales Oseltamivir y Zanamivir pasarían a ser dispensados y comercializados según la Fracción II del artículo 226 de la Ley General de Salud. De este modo debería presentarse una receta en la farmacia, la cual se retendría y se llevará un registro en un libro especial, como sucede con algunos psictrópicos.

El problema que seguramente no valoró la Secretaría de Salud, es que en México existen cerca de 25,000 farmacias, pero menos del 15% son las que cuentan con sistemas de registro y almacenamiento para medicamentos de Fracción II. Esto se debe a que manejar estos productos es problemático y riesgoso para la mayor parte de los dueños de farmacias y por ello prefieren no vender este grupo, no perdiendo gran cifra de negocio, por cierto.

Puede obtener una copia de este acuerdo haciendo click AQUÍ.

No sabemos a ciencia cierta que ocurrió; seguramente alguien hizo ver al Secretario de Salud lo absurdo de la medida. Tal vez hubo quejas abiertas de Roche y GSK al ver potencialmente amenazado su volumen de ventas; el caso es que a punto de comenzar la temporada invernal, la Secretaría de Salud dio marcha atrás.

·

El Gobierno Federal evade su responsabilidad.

Dr. CórdovaEl pasado 23 de Noviembre, en una entrevista radiofónica con W Radio, a propósito de la llegada de las primeras Vacunas para el virus H1N1, Carlos Puig cuestionó al Dr. José Ángel Córdova Villalobos (Secretario de Salud) sobre el como impedir que los antivirales tuvieran el mismo método de venta [ilegal] que los  antibióticos.

El Dr. Córdova fue muy claro: La responsabilidad de la vigilancia y de hacer que se cumpla la ley al venderse los medicamentos con rectea,  cae en las COEPRISes (comisiones estatales) de cada entidad… y no en la COFEPRIS.

Escuche parte de la entrevista al Dr. Córdova en el link abajo:

(Requiere QuickTime®)

© W Radio

Ante esta situación, y a unas semanas de comenzar la temporada invernal, al tiempo que los casos de Influenza H1N1 han ido en aumento; podemos decir que nos encontramos con el peor de los escenarios. Por un lado, una venta indiscriminada de antibióticos sin ningún control y que ya sabemos le costó la vida a un número indeterminado de pacientes, en el pasado brote de abril. Por otro lado, un poco profesional sistema de dispensación en las farmacias, que venderá -sin duda- los dos antivirales disponibles sin receta, como se hace con la Fracción IV.

A propósito de esto, David Aponte publicó en su columna en EjeCentral un interesante artículo mencionando este problema y esta misma conclusión. Puede leer el artículo de David Aponte haciendo click AQUÍ.

·

Una nota final.

Es claro que la falta de apego a las leyes es una de las características de la cultura en México. Sin embargo, esta característica se antoja más grave cuando el incentivo para violar la ley proviene del Gobierno, sea por acción o por omisión.

Durante muchos años, la Secretaría de Salud ha decidido no hacerse responsable de la vigilancia en la adecuada dispensación de medicamentos. Este tema lo hemos tratado en numerosas ocasiones en este blog.

Las causas (que no se mencionan de manera abierta) están ligadas tanto a la falta de instrumentos legales y físicos para aplicar medidas de seguimiento y punitivas; como al reconocimiento de un eventual encarecimiento de los servicios de salud en el momento en que se obligue a los pacientes a acudir al médico cada vez que se requiera una receta.

En este tenor, pareciera que es mejor dejar que las cosas sucedan como hasta el momento. Gente que se automedica, medicamentos que se administran mal, resistencias de microorganismos y hasta la muerte de los pacientes.

Al final, así ha sido siempre ¿no?

This entry was posted in Ciencia, Opinión, Salud and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

3 Responses to Influenza A(H1N1): Antivirales y antibióticos se venden sin control.

  1. i.g.a. says:

    ¿Porqué borran los comentarios que disienten con lo escrito aquí? ¿acaso todos tenemos que pensar lo mismo de lo que escribieron? por eso el país se hunde porque creen que uno tiene que aprobar todas sus tonterías de las autoridades.

  2. xtello says:

    Estimado I.G.A.

    Lamento no estar de acuerdo.

    1) Los comentarios son moderados sí, para evitar SPAM.

    2) Tu -otro- comentario se encuentra en donde lo colocaste: En el artículo intitulado: “México y la venta de antibióticos sin receta. ¿Estamos ya fuera de control?” Allí está con mi respuesta.

    3) En este sitio solemos disentir de las autoridades, tema que apreciarías si leyeras otros de los múltiples post en este blog.

    Saludos.

  3. Kuruni says:

    Nada más para comentar que yo viví en San Luis Potosí capital durante el brote de influenza. (que fue dónde hubo más casos en un principio según yo) y sí había control. Es decir, se dio la orden de que no se vendiera ningún antiviral sin receta médica y se respetó. (lo cuál fue relativamente fácil ya que se trataba de sólo un grupo de medicamentos y hubo tanta difusión que todo mundo estaba al pendiente).

    Sobre la falta de información, con lo que me tocó ver estoy completamente de acuerdo. Muchos estudiantes de medicina se dieron a la tarea de contestar preguntas a vecinos y amigos y ellos me comentaron que había mucha ignorancia. (a pesar del enorme esfuerzo por parte de los medios de comunicación: veías la misma información en TODOS lados). Inclusive me tocó ver camionetas en la calle con bocinas repitiendo los síntomas.

    Quizás de allí saqué yo la idea de que es mucho más fácil educar si se le da la correcta difusión a la información.

Leave a Reply