El NYT, Liverpool y el caso de esclavos mexicanos. Una Crisis que debe manejarse.

En el mundo moderno de los negocios, debemos tomar en cuenta cualquier tipo de imponderables que pueden surgir y que pueden poner en riesgo la reputación de nuestro negocio… por muy extraños o lejanos que estos nos parezcan.

·

Comenzó como un operativo de rescate ante las denuncias de personas privadas de su libertad en un tal centro de rehabilitaciónSanto Tomás” en Iztapalapa, en la zona sur de la Ciudad de México. Sin embargo, el rescate de 107 personas retenidas por la fuerza reveló lo que las autoridades y los medios llamaron “una red de trata de personas” con fines de esclavitud.

La imágenes en la televisión eran contundentes: Galeras cerradas con rejas y candados, con mínimas y apretadas literas. Hacinamiento, terribles condiciones de higiene, alimento en putrefacción.

Hospital Santo Tomás

FOTO: César Cifuentes (REFORMA)

Las primeras declaraciones denunciaban incluso secuestro de indigentes, campesinos e indígenas; a todos se les obligaba a trabajar a marchas forzadas más de 18 horas diarias con castigos físicos si se rehusaban. El trabajo: La fabricación manual de diversos productos para una venta de la cual -se supone- sólo los dueños obtenían ganacias.

NOTA: En un curioso giro de la noticia inicial, padres de familia y familiares de los “internados” en este centro, reclamaron a las autoridades por haber “liberado” a sus hijos, los cuales estaban allí “en rehabilitación” por abuso de sustancias. Según las entrevistas en TV, era un centro muy bueno y con disciplina, que garantizaba la reincorporación de los “pacientes” a la familia. (???)

El día de hoy, The New York Times publica la nota sobre este rescate, con un giro que nadie esperaba; El Hospital Santo Tomás fabricaba con sus internos, bolsas para compras utilizadas por Liverpool, una cadena de tiendas departamentales mexicanas de cierto lujo.

La noticia de que Liverpool supuestamente comprara mercancía (las bolsas) producto del trabajo de esclavos, ha desatado ya una serie de comentarios negativos en Twitter, algunos de ellos bastante iracundos. Al momento de redactar este artículo, y aunque la prensa en México no había dado nota alguna al respecto, lo que es claro es que la noticia ya se había difundido de manera viral a través de redes sociales.

De acuerdo a The New York Times, la oficina de prensa de Liverpool “no estuvo disponible” para hablar sobre el asunto, lo cual nos lleva al tema en concreto.


·

Cuando surge una crisis.

El hecho de ser mencionado como comprador de mercancía producto de la esclavitud no debe de tomarse a la ligera; y mucho menos si viene del NYT.

Si Liverpool ha comprado estas bolsas o no, ya es lo menos importante; al final el comprarlas de buena fe no los hace a priori, responsables de nada (ver más adelante). Sin embargo, los directivos de Liverpool deben de darse cuenta de una cosa: Se enfrentan ya a una crisis de Relaciones Públicas.

Con anterioridad hemos hablado del manejo de las crisis. Hemos dado un ejemplo de un pésimo manejo de crisis en el caso de la mina de Pasta de Conchos en Coahuila (ver AQUÍ). En contraste, reconocimos como un excelente manejo de crisis la respuesta al accidente del avión que cayó el año pasado en la zona de las Lomas en la Ciudad de México y que costó la vida al entonces Secretario de Gobernación (ver AQUÍ).

El primer error grave en el manejo de esta crisis pudiera estarlo cometiendo Liverpool ya. Nunca debe uno negarse a los medios.

NOTA: Para la madrugada del 8 de Diciembre (casi 76 horas de darse a conocer la nota del NYT), Liverpool no ha dado una versión oficial u opinado sobre el caso.

La respuesta más adecuada a la llamada del NYT debería haber sido: “Nos estamos enterando al mismo tiempo de esto… estamos investigándolo e informaremos lo antes posible…”. De la misma forma, se debería haber hecho un compromiso: “Liverpool no tolerará este tipo de conductas entre sus proveedores y colaboraremos con las autoridades…”.

¿Por qué se han quedado callados?

Básicamente es un error muy común en las empresas que enfrentan una crisis. Es una reacción muy natural y humana el pensar que entre menos se hable de algo, esto desaparecerá.

Nos habla también de una inexperiencia. Liverpool seguramente no cuenta con un manual de manejo de crisis o con un asesor en crisis (en las próximas horas lo sabremos). De ser así, sencillamente nunca habían considerado que surgiera un problema que potencialmente dañara su imagen, producto de un supuesto proveedor esclavista. Pues bien, bienvenidos al mundo real.

Getty Images

Al momento de escribir estas líneas, esperamos que la empresa estuviera concluyendo una reunión de emergencia con su Comité Ejecutivo y que los datos del departamento de Compras hubieran llegado ya para conocer exactamente la dimensión del problema… si es que éste existe. Pero este proceder debe ser comunicado en sí mismo. Nada debe parecer oscuro.

De no ser cierto este “involucramiento”, Liverpool debe proceder a comunicarlo y comprometerse a colaborar con las autoridades para demostrarlo plenamente.

.

Hablar siempre con la verdad.

Una máxima en el manejo de crisis dice:

  • Dilo todo
  • Dilo primero
  • Dilo tú mismo

De sí encontrar Liverpool que se han realizado compras a este proveedor, los detalles con fechas, volúmenes y montos deben de darse a conocer por la empresa de manera proactiva; de cualquier manera, la información saldrá a flote tarde o temprano. Siempre será mejor que sea Liverpool mismo quien lo diga… todo, y no la prensa… o los competidores.

El Director General de Liverpool (él mismo, no un subalterno) debe de salir a hablar en público y debe organizar un media tour en el que visite los noticieros y de detalles del problema:

  • Entregando un kit de prensa con toda la información y números importantes.
  • Poniéndose a disposición de los medios y las autoridades para ayudar a escalercer el tema.
  • Comprometiéndose a cambiar los orígenes del problema y a establecer políticas preventivas para el futuro.

De la misma forma, se debe iniciar una campaña de información al público en donde la empresa dé cuenta de lo sucedido y haga un compromiso público para evitar que se repita.

Todo lo anterior puede parecer exagerado, o digno de un accidente en una planta nuclear; sin embargo, otro error común en el manejo de las crisis es el de subestimarlas o esperar a “medirle la temperatura al agua“, por miedo a perder ventas o imagen.

Una vez más, Liverpool debe de entender que si esto se publicó en el New York Times, seguramente hará ruido; por lo tanto ya perdió. Tal vez no pierda en ventas directamente sobre esta temporada navideña, pero pierde sobre su imagen y su reputación. Se trata ahora de minimizar los daños. El tiempo corre.

·

Cuando se requiere de un compromiso social.

El tema de proveedores esclavistas, con malas condiciones laborales, leyes injustas o explotación laboral infantil, ha tomado relevancia desde los inicios de la década pasada. Ya en este siglo XXI, Inditex, quien maneja a la empresa textil española ZARA ha tenido que hacer un gran trabajo de Relaciones Públicas y de reestructuración de sus políticas internas, con el fin de garantizar que sus precios bajos en todo el mundo no se deben a este tipo de prácticas.

Inditex tiene una de las políticas más férreas de la industria contra la explotación laboral infantil y cero tolerancia hacia los proveedores que la transgreden. (Lea el Código de Conducta de Inditex AQUí)

Y es que hoy en día todos se encuentran (o nos encontramos) involucrados de una manera u otra con el intercambio de productos con alguna “historia” en su proceso productivo. Desde el precio que regateamos a una humilde vendedora de petates y aventadores que gana $150 Mx, diarios hasta la compra de zapatos tenis fabricados en Asia bajo condiciones de trato a empleados poco claras.

La corrección así como el sentido común y humano, nos hacen optar por ser clientes o socios de negocio de quien se comporta bien; y seguramente la mejor manera de saber quién lo hace, es a través de sus certificaciones.

Fairtrade FoundationAgrupaciones como la Fairtrade Foundation o el Centro Mexicano para la Filantropía, se han dado a la tarea de certificar a las empresas que cumplen con requisitos de compromiso social, los cuales incluyen políticas de cadena de suministros justa.

El compromiso social debe de verse, ser mostrado y mencionado y lo más importante: evidenciar su práctica.

Curiosamente (lamentablemente) la pagina web (primera ventana al mundo) de Liverpool ya es anacrónica. Se ha quedado en los 90s y solamente muestra la información corporativa básica: Su Historia y su Filosofía. Si Liverpool tiene una política de trato laboral justo extensiva a los proveedores (como la exhibe Inditex), no lo sabemos. Si es una Empresa Socialmente Responsable, tampoco.

·

¿Por qué no adelantarse?

Captura de pantalla 2009-12-05 a las [5 dic] 18.27.03Es muy claro que para poder prever una crisis de este tipo y ser proactivo en la búsqueda de certificaciones de responsabilidad social, se requiere de una Visión acorde a las tendencias modernas del mercado.

En un mundo globalizado y en plena era de la información, donde las redes sociales pueden hacer de un hallazgo una noticia mundial en minutos (literalmente), las empresas deben adelantarse a los hechos y buscar estar lo mejor blindadas posible.

Los habitantes del mundo moderno somos muy proclives a la empatía hacia las causas sociales, ambientales, humanísticas, etc.

El haber comprado bolsas a un proveedor explotador puede ser un error tonto que con las acciones adecuadas de corrección puede incluso poner a nuestros clientes de nuestro lado y hacernos ver como los buenos en la historia.

El no haberlo hecho, pero no contar con las medidas preventivas adecuadas y las políticas respectivas, haciéndolas del conocimiento público; puede costar caro en cualquier momento en el futuro.

This entry was posted in Alta Dirección, Casos de Estudio, Opinión, Relaciones Públicas and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

21 Responses to El NYT, Liverpool y el caso de esclavos mexicanos. Una Crisis que debe manejarse.

  1. Gawed says:

    Excelente artículo, definitivamente se tiene que estar listo a enfrentar crisis en estos días y más aún con la velocidad que el Social Media propaga cualquier noticia aunque sea infundada, como menciono en mi propio post.

    ¨Tambien de acuerdo en la parte de responsabilidad social, ayuda siempre prevenir lo más que se pueda, pero analizando este caso en específico me queda muy fuerte la duda de que se pudiera haber evitado la práctica. Me parece un crimen relativamente bien elaborado y que las prácticas de RSE no hubieran podido detectar, quizá sí quizá no, pero me parece un error atacar a liverpool de no tener RSE. Como bien dices, tontos ellos de no poner en su página si si o si no, pero aún así creo que es un poco exagerado pensar que RSE les hubiera salvado el día.

    Me desvío un poco del tema para mencionar de nuevo que me da pena como se dan las cosas en social media, soy un gran evangelista de este entorno pero esta gran desventaja de permitir a la gente propagar linchamientos de marcas de forma tan poco pensada, racional y civil. Sigo viendo como en twitter dicen que hay que actuar ya, pero no actúan contra el hecho de los esclavos o que quizá la autoridad esté involucrada, se van directo contra la marca, organizan demostraciones contra liverpool cuando ni siquiera se presentan pruebas fehacientes en los artículos de que las bolsas siquiera si eran compradas y usadas por liverpool, eso en primer lugar, y en segundo si liverpool sabía o no. Eso me da pena, demuestra la naturaleza humana poco racional y más en este país. (lo siento pero así somos, para qué negarlo?)

    Si Liverpool lo hizo será castigada pero me da tristeza que se ataque sin pruebas y sin que siquiera el caso esté bien desarrollado en su investigación. Por eso mismo el propio sistema de justicia del país está en la desgracia y tenemos lo que merecemos: si nosotros mismos atacamos sin pruebas y sin analizar bien las cosas.. qué podemos esperar de nuestro gobierno y cuerpos de justicia?

    sorry, me explayé pero es que justo me llegan comentarios tontos en twitter al respecto y me prendo!.

    Felicidades por el artículo de nuevo, atacas los puntos importantes a diferencia de otros.

  2. Luis Alvarez says:

    Me parece un artículo magistral sobre el nulo manejo de crisis y desconocimiento del tema que una empresa del tamaño de Liverpool no puede darse el lujo de padecer. Sin embargo, es algo que en nuestra agencia vemos constantemente cuando nuestros clientes se “sorprenden” por la reacción pública a eventos inesperados (y que a veces conocían de antemano).

    En el caso de Liverpool, concuerdo con que no tienen una responsabilidad directa sobre la forma como su proveedor fabricaba las bolsas, pues casi podría asegurar que fueron engañados y les hicieron creer que era en una fabrica especializada con obreros bien pagados y alimentados. La parte que es imperdonable es que no hayan salido inmediatamente a deslindarse y señalar a su proveedor como el responsable de la situación infrahumana de la gente que tenían atrapada elaborando productos para la tienda y que ellos también habían sido víctimas en esta situación.

    Sucedió algo muy curioso el jueves por la noche, ya que Liverpool realizó llamadas pregrabadas para anunciar que se posponía su tradicional venta nocturna del viernes 4 de diciembre, bajo el pretexto de los bloqueos esperados para la marcha del Sindicato Mexicano de Electrcistas, el mismo día que el NYT publicaba la nota que ligaba a Liverpool con la situación de los esclavos de Iztapalapa. ¿Habrá sido una reacción al escándalo que se les venía? En el clima de “sospechosismo” que se vive en México, para la gente definitivamente Liverpool es culpable, y no faltará quien los acuse de ser la tienda departamental la que tenía a los esclavos.

    El manejo de crisis ha tenido una dificil aceptación por las empresas mexicanas, primero acostumbradas a pagar para evitar notas negativas, luego a amenazar con retirar su pauta publicitaria de un medio crítico (recordar lo que pasó con los Legionarios de Cristo vs. Canal 40 cuando hicieron público el escándalo de Marcial Maciel). La variedad actual, penetración e independencia que han logrado tanto medios considerados independientes como las grandes televisoras hacen que las empresas dependan de un buen manejo de crisis para superarla o de otra forma caer víctima de ella. Además, las crisis significan rating y más ventas para los medios, por lo que obviamente tienen un fuerte incentivo económico para darle seguimiento por el tiempo que esta dure.

    Sin embargo, como bien señala Xavier en su artículo, hay que añadir el incremento en el uso de las redes sociales, las cuales son mucho más impredecibles. ¿Cómo se controla el mensaje cuando un twittero al que siguen 5,000 personas decide irse sobre tí? Solamente una comunicación clara, honesta y sobretodo OPORTUNA puede ayudar.

    Y tampoco hay que olvidar al otro afectado por esta crisis, ya que el artículo del NYT menciona indirectamente al gobierno de Marcelo Ebrard como uno de los responsables de esto.

    Saludos y un gran trabajo!

  3. cafefenix says:

    Excelente articulo, lo deben leer todas las empresas.
    Es fácil sospechar que son muchas las empresas en México que no están preparadas para una eventualidad de esta naturaleza. También es fácil suponer que existen otros casos similares en nuestro país.
    La practica de la maquila a través de terceros que a su vez envían a maquilar es muy común y es difícil saber con certeza quien y en que condiciones esta realizando el trabajo, especialmente cuando la demanda es mas grande.
    En el ramo restaurantero me ha tocado conocer empresas que hacen una vinificación a domicilio de cada uno de sus proveedores y otras que no tienen la menor idea de la procedencia de sus productos.

  4. moonwarden says:

    Excelente artículo, aunque tengo una confusión al respecto, según la entrevista que Yuriria Sierra le hizo algunos de los liberados las bolsas eran para “Fábricas de Francia” de donde salió que era para Liverpool

    En mi trabajo a veces mandamos hcer calendarios y materiales promocionales que requieten un cierto nivel de trabajo a mano, se solicitan cotizaciones de varios proveedores y se elige la mejor, para dar de alta a un proveedor se les piden documentos que prueben que son un negocio constituido legalmente, para fines fiscales, y solo se puede confiar en que los trabajadores de esta empresa estén contratados y remunerados en el marco de la ley. pero una empresa que solicita servicios es muy poco lo que se puede verificar en este aspecto.

  5. xtello says:

    Gracias por tu comentario.
    Si eran para Fábricas de Francia o Liverpool es -al final- lo mismo en términos de compras corporativas.

    Es cierto lo que mencionas sobre requisitos para proveedores, aunque hoy en día ya hay empresas que te piden ajustarse a sus políticas de:

    - Fairtrade: para evitar cosas como esta. Por cierto que te cuestionan si utilizas outsourcing o maquila en los entregables que les venderás.
    - Compliance: para evitar sobornos y violaciones de la ley
    - Cuidado ambiental

    De hecho, hay empresas transnacionales que ya hacen visitas de inspección para verificar que cumplas con sus políticas.

    Gracias de nuevo por participar.

  6. moonwarden says:

    Eso si no lo sabia, el problema creo yo es que pocas empresas piden tantos controles y si el gobierno los exigiera, algo como un certificado de la secretaría del trabajo, sería añadir más trámites.

    Ayer veía un comentario en twitter, de alguien que veia sus cosas, ropa, calzado y se preguntaba cuantas habían sido manufacturadas con trabajo de esclavos…

    Si nos ponemos a ver cuanta de nuestra ropa viene de china, taiwan, vietnam, sri lanka etc… y como saber si nuestra ropa que dice “hecha en méxico” la cosió una costurera que trabaja a destajo con un sueldo de hambre en algún lugar de la república? eso no es esclavitud?

  7. Iván says:

    Bueno el artículo y pertinente para los que son consultores para empresas pero me deja mal sabor de boca el que se utilice este caso más como para dar cátedra de relaciones públicas a las empresas que como lo que en realidad es: un asqueroso caso de esclavitud y que debería ser sancionado no sólo por el gobierno sino también por los compradores y los medios de comunicación.
    Saludos.

  8. debasteitor says:

    Awesome article!!!

  9. Enrique says:

    Les puedo decir, con conocimiento amplio, que Liverpool SI tiene una empresa que los asesora desde hace una década en temas referentes a imagen pública (y el manejo de crisis está incluído en el paquete). Desafortunadamente, es cierto, el manejo ha sido pésimo, pero también ya hay algunas voces -las menos- que dicen que Liverpool no tenía por qué saber que uno de sus proveedores tenía esclavos pues es imposible controlar ése tipo de cosas.

    Lamentable que en México aún se practique algo que ya se pensaba erradicado: la esclavitud.

  10. xtello says:

    Muchas gracias!
    Saludos cordiales.

  11. xtello says:

    En las empresas modernas, es cada vez más común que se auditen todos os procesos de los proveedores.

    Esto supone, desde luego, que existan políticas al respecto. Las empresas de Clase Mundial te interrogan sobre tus procesos y condiciones laborales y si usas o no outsourcing o maquila.

    ZARA lo viene haciendo bien, como mencionamos en el artículo.

    Gracias por tu participación.

  12. Fantaguayaba says:

    Mucho esfuerzo en este articulo aunque están aún especulando sobre la venta de estos productos, los internos declararon que se trataba de bolsas para Liverpool, y mejor que nadie ellos lo sabian, que fabricaban 8000 piezas al día, pero, al llegar al lugar debieron encontrar miles de estos productos almacenados, ya terminados y materias primas con las cuales se elaboraban, pruebas suficientes para iniciar una investigación contra Liverpool.

    Que pasó entre que, rescataron a los prisioneros y llegaron los medios de comunicación?? todo el peso se lo han cargado a Liverpool y miles de caracteres desperdiciados dándole vueltas a lo mismo.

    Por que no hablar de los reportes de los agentes que realizaron el rescate, la corrupción de medios de comunicación como Milenio o El Universal, la posible complicidad de las autoridades locales, etc.

    Entonces no estoy de acuerdo contigo en tu conclusión, SI HUBO Un Excelente Manejo de Crisis, si vos especulaste sobre lo que Liverpool debió hacer, permíteme hacer lo propio y especular sobre lo que paso.

    Imposible que un centro de estas condiciones operara tantos años sin la complicidad de las autoridades locales, complicidad entre altos ejecutivos de Liverpool para la obtención de insumos a bajo costo,
    tener en puerta un tema pendiente a ser aprobado en el congreso como lo es la privatización del sector eléctrico
    necesidad de soltar una bomba mediatica que acaparé la atención de los medios electrónicos de información
    Rescate heroico de 107 ciudadanos viviendo en condiciones de esclavitud
    Los Medios Locales ocultan toda evidencia del destino de los productos elaborados, me refiero a evidencia física, no testimonios,
    Imposible iniciar un proceso legal contra Liverpool si no se encuentra evidencia suficiente
    Liverpool guarda silencio porque legalmente no puede ser afectada.
    La gente eventualmente recuerda el caso con indignación hasta llegar a ser una nota de 30 segundos en un recuento anual de noticias.

    Claro, este puede ser el más paranoico de los cientos de escenarios posibles, pero es valido como cualquier caso hipotético, sobre todo si se desarrolla en uno de los países mas corruptos del mundo

    Manejaron mal la crisis o Crearon la Crisis y Escandalo Mediático Perfectos??

  13. clausgr says:

    ¿las empresas responsables de los que hacen sus proveedores?

    me parece que si

    en la empresa donde yo trabajo, tenemos auditorias de los clientes, a veces, solo es un recorrido, otras incluyen extensos cuestionarios y calificaciones, y por supuesto, compromisos a largo plazo

    lo mismo hemos nosotros con nuestros proveedores, ¿dudas de alguien que al pedirle un certificado de Buenas Prácticas de Manufactura te contesta con un what? existen en la industria mexicana, y ¿certificados de grado alimenticio? hay despistados que preguntan que es eso…

    las facturas, una presentación en cd y una página en internet no son pruebas suficientes de la actividad real de una empresa

    no sabía que las bolsas eran para una cadena, ¿qué recomendará Antad a sus asociados en este caso?

  14. P3epe says:

    Mientras los medios impresos o televisivos nacionales no mencionen este incidente, Liverpool no se sentirá obligado a responder.

    Aunque reconozco el poder de las redes sociales que tu mencionas, la verdad es que en México las empresas aún no entienden esto, y no tienen por qué hacerlo mientras la gran mayoría de la gente no tenga acceso a Internet. La gran mayoría de los que sí tienen lo usan sólo para leer noticias de futbol y ver pornografía.

    Además, estás hablando de Liverpool. Es de esas empresas que obliga a sus empleados a donar al Teletón. No les importa nada, y en una o dos semanas esta noticia será historia antigua.

    ¿Qué podemos hacer? Seguir fregando, no nos queda de otra.

  15. Enrique says:

    Pero el asunto es que YA comienzan a mencionarlo los medios de comunicación, comenzando con León Krauze en su noticiario de W Radio, que incluso dedica la pregunta del día al respecto del tema y el mismo público da la pauta: Liverpool SÍ tiene una gran parte de la responsabilidad en este incidente.

    Dice Fantaguayaba que legalmente la empresa no puede ser afectada, quizá tenga razón, pero el problema no es la parte legal, en México éso -bien sabemos- puede dársele la vuelta, el asunto va más allá, ¿qué tan manchada puede quedar la marca ante el consciente colectivo? ¿qué tanto, comprar en Liverpool, va a quedar en la psique del público como algo fabricado por esclavos?

  16. clausgr says:

    Enrique:

    uno de los slogan de Liverpool es:

    “Liverpool es parte de mi vida”

    así que claro, ellos tienen que ver algo con esclavos, entonces si yo compro ahi, yo también tengo que ver con esclavos

    motivo por el cual no han podido decir nada, no saben cómo hacerlo

    aunque en realidad las autoridades tampoco han dicho nada, ¿Hacienda los conocía? ¿Actividad Empresarial? ¿la STPS tampoco ubicaba el Centro de Trabajo? ¿Uso de suelo? ¿la delegación Iztapalapa no pasaba de la puerta?

    me temo que nadie levantará la mano ¿qué pueden decir?

  17. Difiero un poco. Ante la creciente “sociedad 2.0″ ni siquiera todos estos procedimientos básicos de comunicación son efectivos porque se pensaron para flujos de información reducidos, controlados y bidireccionales (empresa-prensa), aún en situaciones de crisis.

    Aún si Liverpool se consigue consultores en crisis y declara ante los medios siguiendo fielmente el manual, no conseguirán gran cosa porque simplemente te asomas a Twitter y ves que la gente tampoco cree en los medios, los ven como cómplices.

    Esto es mucho más que una crisis de comunicación, es una crisis de credibilidad producto de prácticas corporativas eficientistas y de corto plazo que ni los hipócritas programas de RSE y distintivos del Cemefi alcanzan a maquillar.

    Se requiere toda una nueva filosofía corporativa como la de Zappos. Empresas que no piensan en “blindarse”, sino que se dedican a hacer las cosas bien y generar el mayor bienestar posible.

    Aún así… en ese proceso evolutivo es necesario aprender a manejar estas situaciones tal como las describes.

    Salu2!

  18. Kuruni says:

    Excelente artículo. Veremos cómo se comporta la empresa en los siguientes días.

  19. xtello says:

    Muchas gracias !!!
    Ciertamente será interesante; ya van prácticamente cuatro días de silencio y hay (se lee) mucho odio.
    Liverpool no debiera comprometer la imagen de su marca y la lealtad de sus compradores así.
    Saludos.

  20. El Robert says:

    Coincido, si es indignante el caso de la clínica, el problema es el quien permite que funcionen esas supuestas casas de rehabilitación y que hagan lo que hacen, nadie nos escapamos de adquirir algo que haya sido hecho de esa manera.

  21. OAB says:

    Por supuesto que las empresas deben auditar a sus proveedores, pero no a los de bolsas, ellos no venden bolsas, ese no es en coeur de su negocio. Es como si una transnacional evalua a su proveedor de escobas.

Leave a Reply