Incompetencia, falta de ética… y nota roja.

Pocas veces la incompetencia y la falta de ética de empleados del gobierno ha tenido repercusiones tan graves en la vida de un país.

Atención: Las ligas a MILENIO y Alarma! muestran fotos que pueden ser desagradables para algunas personas.

·

Cuando las semana pasada fueron publicadas las fotografías del capo del narcotráfico Beltrán Leyva muerto en un enfrentamiento contra un grupo de Operaciones Especiales de la Infantería de Marina, inmediatamente surgieron comentarios negativos.

Y es que las fotos en cuestión, mostraban un cadáver maltrecho y parcialmente mutilado tras la refriega con armas de alto poder y granadas. Las fotos del cadáver per se, cumplían tal vez con el propósito -en ese momento- de tranquilizar, como dice Mario Campos en esta nota, a “algunos periodistas ya especulaban sobre la posibilidad de una muerte simulada”.

Sin embargo las cosas se salieron de control. Un grupo de fotos en particular destacaba al mostrar al cadáver del Beltrán Leyva cubierto de billetes ensangrentados y algunos objetos religiosos de uso personal. Estas fotos le dieron la vuelta la mundo e inmediatamente le restaron credibilidad y seriedad a la operación.

En el colmo de la barbarie, un comando de sicarios asesinó ayer por la madrugada a la madre y hermana de un infante de Marina caído en el cumplimento del deber durante esa operación. El mensaje es claro: Habría (habrá) venganza.

Es bastante simple deducir lo ocurrido; acabar con el “Jefe de Jefes” es una cosa; mostrar de la manera que se mostró su cadáver es “humillante y retador”.

Si las fotos fueron cuestionadas en un principio, tanto que el Secretario de Gobernación (Ministro del Interior) tuvo que aclarar que no fue el Gobierno Federal el involucrado, ahora se les ve como la causa inmediata de la represalia contra la inocente familia del Marine caído en combate.

Hoy se sabe que los responsables de haber manipulado el cadáver y “montado” la sangrienta imagen, fueron tres empleados y un fotógrafo de los Servicios Periciales y Forense del estado de Morelos. Es importante decirlo; la labor de la Marina terminó en ese sitio, al terminar el combate; el resto sería asunto policíaco.

Analizando con cuidado los hechos, nos parece que lo peor y más triste de todo, es que las fotos y el montaje ni siquiera son obra de un plan, ni de un mensaje oculto. Son obra de la más simple estupidez humana.

·

La incompetencia el el siglo XXI

Lamentablemente, por aburrido que sea, una vez más nos encontramos circunstancias simples (vulgarmente simples) que ocasionan tragedias.

crime_sceneEn este caso la responsabilidad cae en dos partes: Un sistema policíaco arcaico, poco científico y poco profesional; y un grupo de empleados incompetentes, técnicamente iletrados y sin ética profesional. Así de simple.

Es claro que los Servicios Periciales y Forense de Morelos carecen de entrenamiento y procedimientos para resguardar una escena de crimen y evidencia. Baste ver en las fotos publicadas en MILENIO, a los encargados de manejar el cadáver. Sin uniformes especiales, solamente con un cubrebocas y guantes de limpieza.

En este contexto, una “limpieza” y “levantamiento del cuerpo” es un procedimiento en el cual obviamente no se siguen cuidados mínimos.

Los “peritos” alteraron la escena del  crimen, punto.

El problema es que así ocurre siempre; en un sistema que no investiga, carente de procedimientos y ciencia; el pisotear, manosear y mover una escena de crimen es irrelevante; el manipular un cadáver es sólo una tarea más.

Pasa todos los días ¿no? Muertos por violencia doméstica, accidentes en la carretera, balaceras entre borrachos. Este era sencillamente “un cadáver más” y a esta “balacera” se le dio el [MAL] trato que siempre se les da a las otras… hasta que…

·

El valor de la nota roja.

La incompetencia de estos “peritos” no hubiera pasado de allí, si no se hubiera combinado con una práctica que es común entre los fotógrafos periciales: el vender fotos espectaculares a los medios que publican nota roja.

Acostumbrados a años de vender fotos de tragedias, cadáveres calcinados, balaceados, accidentes de tránsito y cientos de cosas más a publicaciones como Alarma!, en esta ocasión un fotógrafo y tres empleados (pagados con los impuestos de los morelenses) tenían la fotografía de ocho columnas (literalmente).

Acostumbrados también a manipular los cadáveres y realizar montajes para las publicaciones de nota roja, esta era una oportunidad de oro: acomodar el cuerpo de la manera más grotesca posible y cubrirlo de billetes ensangrentados, metódicamente acomodados por denominaciones.

Seguramente esperaban ver el pie de foto: “Sus millones no le salvaron la vida” o algo más cursi. Y seguramente las vendieron a muy buen precio.

¿Falta de ética? A nuestros ojos sí.

Ante el primitivo criterio de estos empleados, seguramente carentes de la mínima preparación y entrenamiento; un poco más de 15 minutos de fama (“yo estuve allí”, “yo lo acomodé vieja…”) y algún dinero ganado. No sería la primera vez.

En esta ocasión, un montaje de nota roja hecho por cuatro idiotas ha costado:

  • Credibilidad al gobierno
  • Seriedad de un valioso operativo de inteligencia y lo peor y más grave:
  • La vida de inocentes familiares de un héroe de guerra.
This entry was posted in Opinión and tagged , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

8 Responses to Incompetencia, falta de ética… y nota roja.

  1. moonwarden says:

    Estoy completmente de acuerdo con tu post, es tiempo de examinar esos vicios de los organos policiales y ministeriales.

    Condolencias a la familia del héroe de guerra.

  2. ¿Y el resto? ¿La Marina en un estado sin costa? ¿La división entre el Chapo y Beltrán Leyva? Pese a que la grotesca fotografía es resultado de muchas pifias y el hecho de que como dices no hay investigación en México (recién me robaron el coche, al término de la ratificación pregunté cómo obtener una copia certificada de la misma y me dijeron que pagara en la tesorería pero antes de fin de mes porque iban a archivar el expediente), realmente me quedan las dudas si el operativo no fue dirigido desde un ala del narco y si la fotografía de nota roja no fue ese mensaje de un grupo a otro.

  3. macosta5811 says:

    Coincido con tu análisis y de la mezcla de elementos que generaron esta situación. Buen post. Saludos!

  4. Luis Alvarez says:

    Otro estupendo artículo, mi estimado Xavier.

    Yo añadiría a esta parte de la actitud idiota y poco profesional de nuestras “autoridades” el discurso violento que el presidente Calderón ha utilizado desde que asumió el gobierno, pues él creo esta “guerra frontal con el narco”. Solamente hay que recordar que al tercer día de su mandato organizó su propio desfile y hasta vistió un uniforme que claramente le quedaba tallas arriba.

    Esta estrategia fue utilizada para legitimizarse ante la situación que enfrentaba tras la cerrada elección contra López Obrador, calculando que obtendría popularidad al ir en una lucha frontal contra los impopulares narcotraficantes. Normalmente en una guerra frontal, no anuncias tu estrategia, menos aún cuando el Ejército claramente no contaba con inteligencia y el armamento para enfrentar a un enemigo que tuvo todo el tiempo del mundo para prepararse.

    Ante las intensas críticas dirigidas a Calderón y el impresionante incremento de víctimas de la guerra frontal que él declaró, ante la muerte de Beltrán Leyva no tuvo la prudencia necesaria y unas cuantas horas después, el presidente mexicano se ufanaba arrogantemente ante la prensa mundial de que su guerra estaba dando resultados, levantando un monumento retórico al heróico marino muerto en la refriega

    Pero el problema es que como toda guerra asimétrica, el enemigo jugará sucio, y el narcotráfico logró un impacto aún mayor al asesinar a la madre y familiares del marino muerto, haciendo que la sociedad en general cuestionara la capacidad del estado y sus instituciones para la protección más básica a los civiles, demostró la capacidad de inteligencia de los narcotraficantes y envió el mensaje a aquellos que están involucrados en la lucha contra las drogas que ni sus familias están a salvo aún después de su muerte.

    Esto es una estrategia terrorista que dificilmente controlará el gobierno de Calderón y nos lo dejará por muchos años.

    Las fotos de Beltran Leyva, con todo lo indignantes y estúpidamente montadas que son, solamente son uno de los síntonmas que aquejan a una estrategia apurada y mal planeada que está generando un problema mucho mayor al que buscaba controlar.

    Yatrogenia, le dicen.

    Un abrazo.

  5. Arcipreste says:

    El problema de incompetencia no es solo en el manejo de las fotos, sino en la divulgación del nombre de una de los caídos en el combate con el narco, Eso automáticamente expone a las familias a represalias .

    Todo lo demás es tontería , lo que es una falla garrafal del sistema es publicar el nombre de uno de los participantes , la ceremonia de héroe caído se hace pero en privado y sin la prensa. par que llevan mascaras entonces , PARA PROTEGER SU IDENTIDAD , al ejercito (marina o lo que sea) se le olvidó que esta realmente en guerra.

    Con esto , aunque nos pese mi opinion es que el PAN sale y regresa el PRI, todavia el PRD necesita crecer (madurar) mucho para poder manejar un pais como este.

  6. Elohin Fuentes says:

    Muy interesante.
    Me recordó como se destruyeron de forma inexplicable las pruebas forenses de la escena de los crímenes en Ciudad Juárez.

    Como bien mencionas, este tipo de comportamiento de los empleados del forense, infantil y francamente estupido, sirve únicamente para que un gran sector de la población continue descalificando la labor del ejercito contra el narco.

    Por ejemplo, la revista ” Proceso” (la cual hace mucho representaba al buen periodismo independiente, ahora es francamente tendenciosa) colocó en portada la trístemente célebre foto, con el encabezado: “El operativo turbio”.

  7. LIZBETH RODRIGUEZ says:

    Un artículo muy bien hecho que toca la problemática de fondo y no se entretiene en los bordes de lo ético o de la libertad de expresion de periodistas.
    Me gusto, hay temas de fondo que debieramos resolver como esta incapacidad de manejar escenas de crimen por parte de nuestro equipo de policias.

  8. xtello says:

    Muchas gracias por tu comentario.
    Saludos.

Leave a Reply