El absurdo contra los transgénicos.

El día 12 recomendábamos la lectura del post de Juan Pardinas en su BLOG, acerca de los transgénicos.

En su versión en REFORMA, ese post recibió algunos comentarios negativos, de gente con las más diversas opiniones. Ni una sola de ellas era sólida. 

Es por eso que es sorprendente la aguerrida reacción de personas y grupos de personas (ambientalistas y pseudo-ambientalistas) que sencillamente se oponen a los transgénicos casi por sistema (o manda).

En el caso de quienes tan virulentamente se oponen a ellos, podemos identificar algunos puntos:

 

1.- Síndrome de Frankenstein. No existe una definición clara del “Síndrome de Frankenstein” y mucha gente le ha dado su propias acepciones. En éste caso particular, aplica a todo aquel miedo existente derivado de la investigación científica. El temor de que todo lo que se ligue a una bata blanca es malo.

Es un terror infundado, que proviene del miedo a lo desconocido y la ignorancia (en el buen sentido). Ya ocurrió al crear al píldora anticonceptiva, los embarazos in-vitro, los trasplantes de órganos y hasta la clonación; y aunque no hay evidencia hoy en día de que nada de esto sea dañino, en su momento han sido prácticas atacadas exclusivamente por éste miedo a lo desconocido (si ponemos el trasfondo moral aparte).

En el caso de los transgénicos, quienes padecen el Síndrome de Frankenstein no se dan cuenta que la naturaleza lleva millones de años jugando a la selección natural con la genética. El ser humano tiene miles de años seleccionando razas de perros, vacas, chivos y plantas. Lo único diferente que hacemos hoy en día es tomar [algo] de control sobre el proceso, de forma científica.

 

2.- Teoría del complot. Muchos detractores de los transgénicos, gustan de hablar sobre investigaciones avaladas y realizadas por científicos que al final no pudieron publicar sus datos por ser callados, censurados o presionados por oscuras fuerzas gubernamentales o meta-gubernamentales. “poderes fácticos”, les llaman.

Es absurdo pensar que en una era de información mundial en tiempo real, exista de alguna manera control de la información de tipo cuasi-Orwelliano. Sin embargo, la experiencia nos dice que las teorías del complot se ven bien y se venden bien, sobre todo entre la gente común cuyo acceso a la información es digamos, menos selectivo.

Quienes apoyan estas teorías están seguros de que empresas privadas con oscuros fines están detrás del desarrollo de transgénicos, con el apoyo del FMI, el Banco Mundial, el gobierno de los EEUU y quién sabe quién más…

Lo más curioso es que el mismo tipo de personas (y ONGs) que se manifiestan en contra de los transgénicos y creen en una teoría del complot, son las mismas que hoy -con toda libertad- hablan y empujan datos “duros” sobre el calentamiento global, sus responsables y sus pronosticadas consecuencias. En éste caso, quienes niegan el calentamiento global, son paradójicamente, quienes ahora alegan una teoría del complot que quiera acallarlos y negarles patrocinios.

 

3.- “Corrección Política”. Nadie en su sano juicio se opone al “bienestar de la raza humana”. Es por ello que muchos grupos opositores a los transgénicos han pintado una cómoda raya: “Estás en contra de los transgénicos, o en contra de la humanidad…”.

La pseudo corrección política es muy útil en sociedades con atraso económico, político o social. Así, en los países donde los transgénicos se utilizan de manera constante, las protestas existen pero son bastante menores. La gente sencillamente no las necesita por que su bienestar está asegurado.

En países como el nuestro, son una buena forma de tomar adeptos políticos en agendas que van desde el pseudo-ecologismo, hasta el franco populismo.

Aquí es donde yacen argumentos como “el maíz nativo de México”; como si pudiéramos estar seguros de la virginidad del maíz que los antiguos habitantes de Mesoamérica usaban. Seiscientos años después de la llegada de los europeos, es seguro que ha habido cruzas de especies que han mejorado (o empeorado) ciertos tipos de plantas (y caballos y perros).

En este tenor -y para terminar- el mayor de los absurdos contra la adopción de los transgénicos, es apelar a un nacionalismo genético o “pureza de nuestra raza”. Al final del día, aunque hablemos de plantas; ésta “pureza de raza” no deja de sonar a alguna solución final adoptada en Alemania en los años 30s y 40s del siglo pasado.

ACTUALIZACIÓN: Lea nuestra nota respecto a los comentarios de Sergio Sarmiento el 26 de Dic de 2008 haciendo clic AQUÍ

This entry was posted in Ciencia, Opinión, Tecnología and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

4 Responses to El absurdo contra los transgénicos.

  1. Ana says:

    Estimado, me parece que el contenido de esta entrada refuta vuestra teoría, al menos en el aspecto científico de modo tajante.
    Por investigación independiente se está probando que los transgénicos provocan daño a los órganos y esterilidad a los ratones de laboratorio, mamíferos al igual que nosotros.
    http://earthblognews.wordpress.com/2010/02/17/genetically-modified-food-will-cause-a-global-humanitarian-disaster/
    Por otra parte, considero que su postura es demasiado ingenua al tener buena fe en las autoridades y en las empresas, el interés de ellos no es el suyo como individuo.
    Considero que sus razonamientos son muy simples y que no ha investigado de verdad, simplemente ha hecho un juicio liviano sin buscar llegar a los hechos que motivan estos “planteamientos paranoicos”.
    le recomiendo ver el documental “El mundo según Monsanto” y entenderá de que le hablo. Averigue también respecto al “Climategate” (http://starviewer.wordpress.com/2009/11/27/climategate-escandaliza-al-mundo-entero-salvo-a-espana-climategate-en-cnn/) y al fraude de la vacuna de la gripe porcina que se está investigando al interior de la UE.
    http://ecodiario.eleconomista.es/internacional/noticias/1856567/01/10/Gripe-A-La-OMS-y-los-laboratorios-nos-han-tomado-el-pelo.html
    Si tuviera que calificar su columna diría que es desinformadora y distractora. Sus razonamientos son muy básicos y desinformados.

  2. xtello says:

    Estimada Ana,

    He publicado su comentario, ya que este es un foro plural y usted escribe correctamente.

    Lo siento pero sus entradas no, no refutan nada, ni científicamente ni de forma tajante. En cada uno de los links que usted anexa (nuestra audiencia sabrá valorar) solamente encontramos el mismo discurso (curiosamente sesgado en contra de una Empresa en particular).

    Los foros que menciona más que ser científicos o estar indexados, son medios de difusión de analistas e “investigadores” que gustan del complot y los súper-poderes fácticos que igual controlan la Influenza Humana que los transgénicos y si nos descuidamos, los iones atmosféricos que controlan el calentamiento global.

    Los conocemos, los hemos leído y les demos el peso que merecen en la discusión: mínimo.

    Muchas gracias por sus comentarios y dejemos que los lectores juzguen.

    Si tuviera que juzgar sus comentarios diría que son facciosos, tendenciosos y por supuesto mal informados.

  3. Monica Perry says:

    El fin de semana platicaba con alguien justamente sobre los alimentos transgenicos, en mi opinion y con ideas de mi formacion en Quimica, no causan ningun perjuicio a nivel alimenticio. Al contrario, en el caso de semillas para aceites hay empresas que les han modificado para obtener una mezcla de grasas trans/saturadas/insaturadas enfocadas a disminuir los riesgos a la salud.
    En cuanto a contaminacion ambiental, hay procesos e industrias mucho mas contaminantes y para los cuales ya existen alternativas ecologicas pero los Gobiernos y la IP no han querido echarlos para adelante porque tendrian que re-inventarse lo cual implica costos y obvio aun en perjuicio del planeta no perjudicaran sus utilidades.
    Por otro lado, desconozco si hay ya informacion confiable que demuestre que los alimentos transgenicos causan algun daño a la salud.
    *disculpa los acentos, mi teclado no cuenta con esa tecla*

  4. Hector says:

    Un tema polémico por falta de información, que aprovechada por políticos causan temor y alarma. Caído el comunismo, sus partidarios emprenden una cruzada ecológica, que lleva consigo arraigado el antiimperialismo yanqui ….. los transgenicos son satanizados por ser americanas las empresas productoras: Monsanto Syngenta y Dupont.
    La oposición ecologista a los transgénicos es elitista y conservadora. Las críticas vienen, como siempre, de los sectores más privilegiados: los que viven en la comodidad de las sociedades occidentales, los que no han conocido de cerca las hambrunas.
    Hay ecologistas razonables, pero los que llevan las banderas son muy extremistas, y es justo a estos últimos a los que escucha la gente. También son los que asustan a los políticos.
    El agricultor el mas perjudicado, al no contar con los beneficios y bondades que ofrece la biotecnología, se le condena a producir menos, contaminar mas con menor calidad de productos y mayor consumo de agua: ES ESTO ECOLOGICO ???
    El mundo día a día necesita mayor cantidad de alimentos, la población aumenta y las tierras de cultivo disminuyen. Necesitamos mayor cantidad de alimentos y de mejor calidad, la biotecnología es la herramienta mas apropiada para lograrlo, los países pobres los que más la necesitan.
    Los científicos insisten en señalar que hasta el momento nadie ha podido demostrar que estos alimentos sean malos para la salud y que ninguna persona ha enfermado o desarrollado problemas por consumirlos.
    Brack y otros medioambientalistas dicen que contaminaría nuestra biodiversidad, falta de conocimiento, pruebas al canto: en la década del 60 se introdujo al Perú los maíces amarillos duros, híbridos, sembrándolos, el agricultor que obtenía rendimiento de 2,500 a 3,000 kgs, con maíces híbridos paso a cosechar mas del doble 7,000 a 8,000 kgs. EN 50 AÑOS NO SE HA REPORTADO CONTAMINACION GENETICA A LOS MAICES NATIVOS, se sigue sembrando los maíces nativos, el maíz morado, Blanco Gigante del Cusco, Blanco Urubamba etc.
    Esta bien que el INIA investigue y logremos nuestros propios transgènicos con las características requeridas por nosotros, y no depender de las empresas que monopolizan la Biotecnología, pero no le cerremos irracionalmente el paso a los avances tecnológicos que bien pueden lograr beneficios a los agricultores, al pueblo y al mundo cada vez mas hambriento.

    Existen otros temas mas importantes como es el abastecimiento de productos agrícolas a los mercados, con el poder residual de los insecticidas todavía latente, COMO SABE UD QUE LA VERDURA QUE CONSUME EN EL ALMUERZO NO HA SIDO FUMIGADO HACE 2 O 3 DIAS CON METAMIDOFOS…. ??????

Leave a Reply