8 Responses to Starbucks 2011. Más allá de un nuevo logotipo.

  1. clausgr says:

    ohhhhhh

    vaya, con toda esta info, a mi me gusta el café

    y si, soy cliente, no muy frecuente, de Starbucks

    me gusta el capuchino moka caliente alto jejeje y además siempre le agrego del chocolate en polvo, ya que me lo entregan con todo y mi ¡nombre!

    nada mal, para una cafetería…

    ¿un plus? sus sanitarios algo que, por ejemplo El Jarocho en Coyoacán no ofrece…

  2. Avellana grande frappuccino sin crema batida, por favor :)

    La relajación total en Starbucks Domingo Diez 1003 después de lidiar con las filas de los bancos, y la oficina alternativa bajo la deliciosa sombra del árbol de la sucursal de Av. Zapata, en Cuernavaca.

  3. Sandy Yalek says:

    Desde que Starbucks comenzó a tener mas alcance en México lo he consumido 2 veces. En la primera sufrí insomnio y en la segunda… también; por eso me lo pienso mucho cada que alguien menciona la frase “Vamos por un café”

    Me encantó el articulo y algo que me llamó mucho la atención es la comparación con McDonals y la estandarización junto con crear un estilo de vida que no es propia de los mexicanos.

    En twitter he tenido la oportunidad de ver los comentarios de algunas personas (jovenes) que casi quieren poner un letrero en mayusculas con la frase “Yo fui a Starbucks y tu no, jaja” lo cual significa que el efecto de vender un estilo de vida se está logrando.

    Lo que no me gustó es el cambio de logo. De hecho, por ese cambio me di cuenta de la sirena, lo que siempre captaba mi atención eran las letras y se han ido… Oh, dios, que haré sin ellas??? (Seguramente lo mismo que he hecho hasta ahora xD)

  4. Kuruni says:

    Interesante entrada. Con todo respeto, se me hizo que tu definición de “purista” versus “verdaderos conocedores” sonó como comercial. En lo que creo que tienes razón es que Starbucks no te ofrece un café sino una experiencia, y en el contraste de México (culturalmente) con otros lugares.

    La verdad yo he probado dos veces un café de Starbucks, la primera en San Luis Potosí y el café me pareció normal (y caro), el lugar muy bonito (los sillones comodísimos y la decoración bastante original) pero la concurrencia muy snob. (el único starbucks en todo SLP se volvió lugar para reuniones de los jovencitosfresaspretenciosos y me sentí tan incómoda que nunca volví). Hace poco fui a San Francisco y está lleno de starbucks y no pude detectar un “tipo” de cliente (no entré). Mi segundo café de Starbucks fue en el aeropuerto de Guadalajara y el café me pareció caro y feo a secas.

    Quizá cuando vaya a Cuernavaca @Lummiie me invite un café y si me toque disfrutar la experiencia :P

  5. Pepe says:

    La verdadera razón del cambio es que Starbucks ahora venderá otros productos además de café, y por eso querían eliminar esa palabra del logo.
    El éxito de la compañía ha sido, como dice el post, construir una gran experiencia del cliente.
    Os dejo un buen análisis de las razones del cambio y cómo la compañía llegó a esta situación:

    http://marketisimo.blogspot.com/2011/01/la-montana-rusa-de-starbucks-y-su-nuevo.html

  6. Excelente artículo, lo voy a citar en mi blog con el respectivo vinculo, Saludos.

  7. la__nana says:

    He ido a lugares donde el cafe es mexicano, es bueno y barato pero el servicio es malo.
    Soy fan de starbucks por su servicio, porque constantemente me regalan cafés, se aprenden mi nombre, mi cafe favorito o mi historia cuando empiezo a frecuentar alguno, siempre me tratan con una super actitud y ese es el valor agregado que me hace ser leal a starbucks. Si muchas cafeterias mexicanas se enfocaran en el servicio al cliente y entrenaran a sus empleados para no hacer jetas cuando ordenas algo que no esta en el menu (como una carga extra de café o un frappee sin azucar), entonces podrian ganar mas clientes. Yo digo.

  8. Patricia says:

    Un “Concepto” muy sobrevaluado acerca de la muy mexicana costumbre de beber café, la experiencia mexicana es más cercana a la PArroquie en Veracruz, sin embargo cada quién adopta poses dependiendo de sus “valores” o la falta de ellos. El parecer “snobs” o querer ser/parecer lo que nos gustaría es casi una garantía de venta en un país que cada vez más tiene una búsqueda de identidad exterior, el querer ser el conquistador y no el conquistado nos lleva a consumir productos que son fácilmente superados en calidad que tal vez no en imagen y publicidad. Cada quien que se quede con sus demonios.

Leave a Reply