Automedicación o Venta Irresponsable: La polémica continúa.

En un artículo que publiqué en este sitio el pasado 17 de abril, cuestionábamos: ¿Hay un doble estándar en la reglamentación de venta y publicidad de medicamentos?

En él, cuestionábamos la legislación vigente y el método de comercialización de medicamentos en las farmacias.

El pasado 2 de Junio, Sara Cantera publicó en REFORMA un artículo intitulado: “Intentan abrir automedicación”; en él, se habla de la importancia de dotar a la población de un criterio adecuado para tener mejor acceso a los medicamentos de (precisamente) libre acceso. Pueden consultar una transcripción del artículo AQUÍ (Copyright © Grupo Reforma Servicio Informativo)

Sin embargo, como comentamos en el artículo del 17 de abril, no es un tema tan simple, ya que falta todo un mecanismo regulatorio y educativo, amén de sistemas de control que permitan esto.

Una vez mas, se menciona que “…en la práctica de vender medicamentos sin receta, hay cuestiones económicas y culturales muy enraizadas y difíciles de combatir, por lo que poner en práctica la legislación no es sencillo…” Dixit: Héctor Bolaños (AFAMELA)

Lo curioso –otra vez- del caso, es que: por un lado se discute sobre la necesidad de permitir mayor accesos a ciertos medicamentos “no tan complicados”, y por otro, medicamentos de la Fracción IV (requieren receta) se venden sin solicitar una prescripción.

El 13 de Junio, REFORMA publicó un artículo bajo el título : “Abren Farmacias sin restricciones”.

En este artículo en donde tuve el gusto de colaborar, menciono que “no hay profesionales a cargo de una farmacia”, y recalcamos la magnitud del problema al no requerir éstas de un PROFESIONISTA RESPONSABLE, si no se venden psicotrópicos.

Pueden consultar una versión gráfica del artículo AQUÍ (Copyright © Grupo Reforma Servicio Informativo)

 

¿Hacia dónde vamos?

Evidentemente que el asunto se complicará cada vez mas. Como se mencionó en los artículos anteriores, la autoridad se encuentra entre la espada y la pared.

Por un lado, el exigir y combatir de manera draconiana el que no se comercialicen medicamentos de las fracciones IV hacia arriba sin receta, encarecerá ipso-facto el sistema de salud.

Por otro lado, el permitirlo nos pone en el nivel de los países mas atrasados en el control de su comercialización, y promueve el mal usos de medicamentos serios como son –por ejemplo- los antibióticos con las consecuentes resistencias bacterianas que esto fomenta y el peligro para la vida de los pacientes.

Saludos.

This entry was posted in Opinión, Salud, Ventas and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply